jueves, 23 de noviembre de 2017

Nota a APPES

Mensaje enviado a APPES solicitando información sobre como informar sobre mis actividades fotográficas en las calles de Sevilla (desde la vergüenza del trato que se nos da a los fotógrafos en esta ciudad que quiere presumir de ser el destino ideal para el turismo este año):

Ayer, 22 de noviembre, tuve la desagradable experiencia de que un policía local me pidiera explicaciones de por qué estaba haciendo fotos a una bailarina en la plaza del Triunfo a las seis de la tarde sin tener la, según él, preceptiva autorización de Urbanismo. Me pidió el DNI y echó una reprimenda (de buenas maneras) sobre el asunto. Yo llevaba mi cámara en la mano, no había montado focos, ni tripodes ni nada, pero el guardia erre que erre con que tenía que solicitar una autorización. Me sentí avergonzado y humllado porque no me parece que hacer fotos con la cámara en la mano sea motivo para que me traten de esa manera.
Así que buscando como defenderme la siguiente vez que me venga un policía local a pedirme explicaciones he dado con la ordenanza sobre audiovisuales en la que dice, en su artículo 2, que efectivamente yo tenía razón y el guardia no: que no necesitamos pedir autorización para realizar fotos en la calle con la cámara en la mano y sin montar ninguna instalación, pero dice que hay que informar a la APPES.
Así que quisiera saber 1º ¿Cómo os informo de mis sesiones de fotos? 2º ¿Por qué hay que informaros? 3º ¿Todos los fotógrafos de bodas y comuniones que hay en Sevilla os tienen debidamente informados de cada vez que hacen un reportaje?

Llevo tres años realizando un proyecto de personal de fotografía sobre danza en la calle que tiene por escenario diversas localizaciones de toda España, aúnque princialmente tiro en Sevilla ¿Tengo que informaros cada vez que salga a hacer una de mis sesiones? Hago una o dos a la semana ¿De verdad tengo que informar cada vez que haga una? ¿O con este mensaje os dais por informados de que los próximos cuarenta años, si es que los vivo, voy a seguir tirando fotos de danza en la calle en Sevilla?

domingo, 19 de noviembre de 2017

Zoe en la Colora

Primera sesión con Zoe. En la playa de "La Colorá", al fondo el puente de La Pepa. Las luces de la izquierda son Puerto Real, las de la derecha Cádiz.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Abajo y arriba


Nerea en la playa de la Caleta, ya sin sol. Habíamos quedado a las seis, creyendome yo aquello de que el sol se ponía a las siete menos cuarto, pero era mentira. Cuando llegamos el sol estaba ya a medias en el horizonte. Estas son fotos de la tercera parte de la sesión, de las cuatro en que la dividimos: piedra, arena, aire y oscuridad. 
 

Calle ancha

Ana en la Calle Ancha de Cádiz. Primera sesión en ese sitio (que yo recuerde).

Ana como la vendedora de flores del Quijote

Aunque estabamos haciendo danza bolera le pedí a Ana que hiciera unos movimientos de las floristas del primer acto del Quijote. Clásica y Bolera todo en una.

Ana, bolera







miércoles, 1 de noviembre de 2017

Marta en el Puente de Isabel II

Marta en el puente de Triana el día de difuntos de 2017.

Muy poco tiempo para las fotos, el sábado pasado, 28 de octubre, cambiaron la hora y atardece demasiado temprano (eso me recuerda a un poema de Byron, ...and the day returns too soon...). Y mira que Marta era reacia a bailar en el puente. De hecho no bailamos, solo hicimos algunas poses, que es lo que menos me gusta. Ya lo arreglaremos, en breve, espero.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Menos mal que aún no te quiero










"La niña canta". Natalia (la bailarina del tatu en punta) con su "Menos mal que aún no te quiero".

Tres



Era el día del Corpus de 2016, nos fuimos Natalia (primera foto, en puntas) a hacer algunas fotos. El curso estaba terminando y ella acababa sus dos años de estudios de perfeccionamiento en el Centro Andaluz de Danza. Estuvimos por el pantalán del río frente al Puente de Triana, que tantas veces he usado para las fotos y por el callejón de la Judería, junto al Patio de Banderas. Ahora que lo pienso no caigo en como fuimos desde un lugar al otro, si andando o pillamos un taxi.
Ya en la Judería fotografié el tatuaje que Natalia se habia hecho en la pierna. Tres pequeños ángulos en paralelo, como plumas de una flecha "¿Qué quieren decir?" le pregunté. Las tres amigas que habían compartido estudios, ella, Luna y Ana, al separarse habían decidido repetir el mismo tatuaje.

Algo más de un año después, en julio de 2017 coincico con Luna en Cádiz, quiero hacer la foto del tatuaje. Ella es de contemporaneo, Natalia de neoclásico. Luna viste con zapatillas de deportes ("tenis" le decimos por aquí).

Dos meses depues, en septiembre, Ana viene de vacaciones a Sevilla despues de casi un año trabajando en una compañía en Leeds, me dice que quiere hacer fotos, quiero reunir los tres tatus. Nos vamos al polígono Arte Sacro, Ana, de contemporaneo, baila descalza.
Cada una en su estilo, cada una con su personalidad. Las tres en danza.

Ana, de vacaciones




Ana en Sevilla, de vacaciones despues de su trabajo en Leeds. Nos vamos al polígono Arte Sacro, aunque no llegamos a entrar, nos mantenemos por los alrededores, con el espajo de la caseta de entrada y las paredes blancas.