viernes, 1 de febrero de 2019

Anita Loynaz en la Moneda

Anita bailando en la Casa de la Moneda a finales de enero de 2019, durante una corta visita a Sevilla. Se dejó el año pasado un mantón en Jerez y ahora que volvió se lo llevé y aprovechamos para realizar nuestra quinta sesión fotográfica.
De Venezuela a España pasando por Panamá.




domingo, 20 de enero de 2019

Anali bailando la candela fría

¡Por Sataná! ¡Por Barrabá!
¡Quiero quelhombre que maorvidao
me venga a busca!
¡Cabeza de toro,
ojos de león…!
¡Mi amor está lejos…
que escuche mi voz!
¡Que venga, que venga…!
¡Por Sataná! ¡Por Barrabs!
¡Quiero quelhombre que me quería
me venga a buhcar!
¡Elena, Elena,
hija de rey y reina…!
Que no pueda parar
ni sosegar,
ni en cama acostao,
ni en silla sentao…
hasta que a mi poder
venga a parar!
¡Que venga, que venga…!
¡Por Sataná! ¡Por Barrabá!
¡Quiero quelhombre que mhan engañao
me venga a buscar!
Me asomé a la puerta
al salir er sol…
Un hombre vestío de colorao pasó…
Le he preguntao
y me ha contestao
que iba con los cordeles de los siete ahorcaos…
Y yo le he dicho:
¡Que venga, que venga!
¡Pajarito blanco
que ner viento viene volando…!
¡Que venga, que venga!
¡Entro y convengo en el pacto!
¡Pa que venga! ¡Pa que venga! ¡Pa que venga!
¡Por Sataná! ¡Por Barrabá!
¡Quiero quelhombre que era mi vía
me venga a buscar!
Analí, es la bailarina más fotografíada de mi proyecto, y una de mis mejores colaboradores. Sincera y entregada a su danza. Con ella descubrí y comprendí que el flamenco no es Andalucía, no es España, no es un tópico nuestro sino que cruza el océano y le da la vuelta al mundo.
Estamos bailando sobre la candela fría de una lámpara, en un día frio, helado, como la bruja falsa del Amor Brujo que acaba siendo sustituida por la gitana que a la que no dejan enamorarse y que se revela como la única bruja verdadera, como cualquier otra mujer lo es.
Una de las personas que más aprecio y en las que tengo mayor confianza. Por no muy derechos que vayan los caminos, por muchas vueltas que como los volantes demos, por muchas ausencias que provoquemos, que nos provoquen, por muchas vueltas que demos, por muchos encantamientos que queramos que echemos, que queramos que nos echen, que queramos que se cumplan. Por muchas maldiciones que parezca que te hayan echado, a la luz de la candela.


 

Violeta latina



Violeta es una de las bailarinas más versátiles que ha colaborado en mi paseo por la danza. De formación española puedes contar con ella para clásico, flamenco, contemporánea, oriental o latina.
En Love2Dance, probando a hacer una luz de calle con un único foco y el espejo del estudio de danza.
Love2Dance es un estudio de baile de Sevilla, a donde recurro cada vez que tengo que meterme en estudio. Sin luces, pero con ese ventanal del fondo que rellena cualquier necesidad.





domingo, 6 de enero de 2019

Primera sesión de 2019

 Néstor abre el año nuevo. Nos fuimos a la playa de Cortadura, en Cádiz. Al final acabamos en el agua, yo solo hasta las rodillas, él se tiró a bailar en la última lengua de agua de la marea que vaciaba.







Nerea, probando luces

Primer día de fotos, el tres de enero, y esta es la segunda sesión. El otoño ha sido muy poco fructífero, me caí al romperseme el gemelo izquierdo y tuve que dejar de hacer fotos durante casi tres meses, en todo el otoño creo que solo he hecho tres sesiones, lo que ha impedido que este año 2018 superara las 75 que tenía como máximo, me quedé en 72. Ahora, en enero de 2019 vuelvo a la carga. Hace tiempo que quería probar estas luces, no es el montaje que quería exactamente pero si la parte principal que quería poner a prueba.
Mono nuevo y vestido negro nuevo. El remate rojo es el vestido rojo, puesto por debajo del negro.









jueves, 16 de agosto de 2018

Julia en la Cartuja, agosto 2018

Mira que nos costó encontrar la ocasión, pero al final hicimos las fotos. En el CAAC, como Julia quería, y yo no, que ya me han echado una vez y no quería darles la oportunidad de volver a hacerlo.
Pero bueno, no estuvo mal. Luz de la tarde entrando por la cortina de la instalación.
Esta ha sido la sesión más larga realizada hasta ahora, en cuanto a cantidad de fotos, cuatro mil doscientas y pico. Mil y pico más que la más larga hasta entonces.
Al terminar, casi a las ocho y media, habían cerrado con una valla toda la parte del jardín, donde estábamo, así que tuvimos que salir como buenamente pudimos de allí.
Por cierto, que fué la segunda vez que me quedaba encerrado ese día... ya me vale.